El año del sol negro De Daniel Ferreira

ISSN: 2665-3974 (en línea)

Lua revista 6, julio-diciembre 2021

Diana Rivera Pinilla – riveradianap@gmail.com

Daniel Ferreira (2018). El año del sol negro, Bogotá: Alfaguara

Llegar a leer la última página de El año del sol negro (2018), novela escrita por Daniel Ferreira (1981), es un acto devastador, pero necesario. El que conoce la historia de la tierra donde ha nacido, tendrá criterio para impulsar un presente y un futuro que no repita las infamias del pasado. 

La prohibida relación amorosa que surge en el año de 1900 entre José Celestino Mutis, campesino liberal de 25 años de edad y Julia Valserra, mujer de 30 años que pertenece a una familia conservadora, es la oportunidad que Ferreira crea para dar rienda suelta a una narración ficticia que acerca al lector a los hechos ocurridos durante la guerra civil de los mil días. Este suceso aconteció a finales del siglo XIX en el país cuando los ciudadanos declarados liberales alzaron el grito de ¡Viva la Revolución!, contra los conservadores de la época.

Para rescatar del olvido este pasaje histórico, el autor reúne la óptica de todas las partes implicadas en el conflicto y las describe, a través de los sucesos personales que diversos personajes viven durante la dramática guerra. Prohibiciones, hazañas, riesgos, pasiones, libertades, aficiones, miedos, sueños, frustraciones, creencias, sacrificios e incluso la locura atraviesan las relaciones que se tejen entre las representaciones femeninas y masculinas presentadas.

El poder de la ola revolucionaria es tan dominante que el desenlace de esta trama, además de desarrollarse en las ciudades y pueblos sitiados donde se concentra el poder político y económico, se expande hasta el corazón de la selva y revela un territorio de riquezas naturales incalculables. Este paisaje luego se transforma en escenario accidentado y agreste de violentos enfrentamientos, donde la sangre y la peste de los cadáveres mutilados contaminan todos los cuerpos de agua con el hedor de la muerte. 

El amor es el aliciente de los personajes implicados en un destino fatídico e incierto, en el cual el odio y la ambición de unos pocos lleva a la desesperanza, a la injusticia, a la desigualdad y a la muerte de todos. La mayor osadía será el amar, aún en las instancias de la guerra los fierros no silencian la necesidad de buscar afecto y esperanza en los más cercanos o en los recuerdos más bellos de la infancia, de la juventud y de las edades donde aún existía la esperanza de la vida. 

El año del sol negro es una novela que nos remonta a las excursiones históricas garciamarquianas del caribe: las botas y rifles de generales, los machetes de campesinos, los gritos de liberales, el poder de conservadores, las casas donde los grandes patios y las habitaciones olvidadas tienen un halo de magia. entre otros elementos. La novela también describe los sucesos ocurridos en la región de Santander, donde Ferreira ubica los hechos. Parece que las aves carroñeras, símbolo de la muerte, han remontado los cielos de toda la geografía colombiana, como augurio de una nación fallida. 

Impacta al lector esta lectura porque no muchas cosas han cambiado, a pesar del paso del tiempo. Parece ser que las fuertes pugnas ideológicas y sociales de Colombia, dadas las condiciones de injusticia y desigualdad, tienen su origen hace más de 120 años y ninguna guerra o enfrentamiento ha podido cambiarlas. Ferreira transmite en su texto este sentimiento de derrota generalizada, finalmente ningún protagonista se salva de la desidia que deja la desesperanza de una vida sin dignidad, aun cuando aparentemente haya ganadores y perdedores al terminar la guerra. 

El placer que tuve al leer esta obra literaria fue infinito. Da gusto avanzar hacia la culminación de una historia, cuando el ritmo de los acontecimientos es tan frenético y emocionante. La lectura pone al descubierto la historia de personajes que exponen la realidad que representan de manera muy acertada, teniendo en cuenta que Ferreira los dota de un lenguaje coloquial de gran riqueza. Dado lo anterior, esta propuesta termina siendo novedosa en la escena de la literatura colombiana por la visceralidad con la que el autor narra la temática mencionada.

Daniel Ferreira nació en Colombia en 1981. Se ha convertido en un referente de la literatura colombiana con la publicación de cuatro títulos que forman parte de Pentalogía (infame) de Colombia, proyecto en donde se aborda la violencia y la historia de Colombia desde el siglo XIX. Los títulos que componen esta propuesta son: La balada de los bandoleros baladíes (2011), Viaje al interior de una gota de sangre (2011), Rebelión de los oficios inútiles (Premio Clarín 2014, Alfaguara, 2015) y el Año del sol negro (Alfaguara, 2018). 

Siguiendo el recorrido que la editorial Alfaguara presenta con respecto a Ferreira, encontramos que este autor santandereano fue seleccionado entre diecisiete narradores para la Antología de la Novísima Narrativa Breve Hispanoamericana (Grijalbo, 2009). Sus relatos, crónicas y ensayos han aparecido en las revistas Casa de las Américas, Letras Libres y El Malpensante y escribe en el diario El Espectador, de Colombia. En el 2017 hizo parte de la selección Bogotá39, promovida por el Hay festival, que reúne a los 39 mejores autores, menores de 39 años de toda Latinoamérica.

Entradas creadas 130

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.